Revista de poesía  
Revista de Poesía
La Habana-Miami
Santiago de Chile
  Se publica en Cuba, de forma artesanal, en edición trimestral limitada de 200 ejemplares desde Julio de 2000.
Regularmente en la web desde octubre de 2005.

 
Desde la Atenas de Cuba
 
  Puente de la Concordia, Matanzas, Cuba
 
 
Alfredo Villanueva Collado
Alfredo Villanueva Collado
(Santurce, Puerto Rico., 1944). Poeta de la diáspora puertorriqueña en Nueva York. Algunos poemarios: Las transformaciones del vidrio (1985), Grimorio (1988), La voz de su dueño (1999), De antiguo amor (2004), Pan errante (2005). Textos suyos aprecen reiteradamente en revistas y antologías de Hispanoamérica y Estados Unidos.

Alfredo Villanueva Collado

La terrible soledad de los coleccionistas

La terrible soledad de los coleccionistas,
violentos estrellándose contra los relojes,
atrapados en el ámbar oscuro de la noche,
rodeados de vidrio azul como un mar de jaulas,
dando tumbos contra la indiferencia de una lámpara,
mariposas con sombríos tatuajes en las alas.

La terrible soledad de los coleccionistas.
Huyen porque saben que les llega el momento
de gritar adioses en acordes de órganos,
en exhalaciones de grandes sonidos;
la hora inexorable de las despedidas
en la que acarician cada huella dejada
atrás por unas manos sobre el precioso cuerpo
del objeto que nunca fue amado suficiente.

Poseídos del rojo vivo iridiscente,
del azúcar violáceo o del púrpura escarcha,
amarillo dolor que los muertos no sienten,
habiendo sobrepasado la estación de las hojas,
la gradual y patética desnudez de los árboles,
el mezquino murmullo de los minuteros
hacia el instante blanco de callada presencia
en que ya no se escucha el soplido del fuelle
dando forma en el fuego al objeto, que siempre
permanece, hierático, envid(r)iado, en el tiempo .

Ghepetto

Ha desaparecido mi vecino viejito
Regaba sus plantas temprano en la mañana.
Casi vestido con un bikini rojo
temerariamente se descolgaba
limpiando los vidrios de las ventanas

Ha desaparecido mi viejito vecino.
Su rostro lindo de papá de Pinocchio
ya no se asoma a mirar el tráfico
con los espejuelos sobre las narices,
la mirada de niño travieso e imprudente.

Era de los seres que me acompañaba
en tantas noches de soledad e insomnio.
Medía las horas y las estaciones
por su afanoso trajinar doméstico.
Su presencia sacralizaba el tiempo.

Ahora otros ocupan lo que fuera su espacio.
Sé que en el otro mundo lo encontraré en mi calle.

31. 7. 2002

Satori de cómo se hace el amor

Para llegar al Satori no se necesita el entendimiento.
Satori existe sin palabras, sin ni siquiera un nombre.

Lo haces
todos los días a la misma hora
frente a un grupo seres hambrientos de horizontes,
engatusándoles descaradamente
para que amplíen las fronteras de lo que conocen,
se atrevan a desafiar a las autoridades,
siempre cuestionen a los politiqueros,
le busquen la trampa a la ley que detesten,
penetren los sistemas para contaminarlos.

Lo haces
abriéndole la puerta a la vecina gringa
para que de ahí en adelante te medio sonría
a pesar de que arriendas, porque no has digerido
el celular sueño de los bienes inmuebles.
Y no se ofenda cuando se te escape un comentario
en el idioma de los camareros a domicilio,
porque te has cansado de cambiar de lenguas
cada vez que en el ascensor te la tropiezas.

Lo haces
habiendo leído al poeta oficial del imperio,
cuando te das cuenta de que es cuidadoso,
evita el desgaste de sus fluidos,
se cura en salud ante los abismos,
construye vacíos desde los sonidos;
mas de todas formas vas a la lectura,
sigues a la caterva de admiradores, y aplaudes
con la humildad de los iluminados.

Lo haces
caminando por la calle un buen día de otoño,
triste porque cargas un saco de paisajes y muertos,
feliz porque te espera la voz de tu dueño,
y al cruzar frente a chicos que ya ni te miran,
ocupados en hablar consigo mismos por teléfono,
disertando sobre las mil variaciones de la nada,
los desnudas por treinta segundos con la vista,
sonríes, y sigues con tu cruz, tan contento.

Búsqueda personalizada
Free Guestbook
Comentarios 

Arique es una publicación cultural sin fines de lucro que no se adhiere a corriente política o estética, institución o personalidad alguna, por lo que se financia del aporte de sus realizadores y amigos. Cualquier donación es bienvenida y se agradece profundamente.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons