Revista de poesía  
Revista de Poesía
La Habana-Miami
Santiago de Chile
  Se publica en Cuba, de forma artesanal, en edición trimestral limitada de 200 ejemplares desde Julio de 2000.
Regularmente en la web desde octubre de 2005.

 
Desde la Atenas de Cuba
 
  Puente de la Concordia, Matanzas, Cuba
 
 
No hay imagen disponible
Camilo Venegas Yero (Paradero de Camarones, 1967) Es autor de los cuadernos Las canciones se olvidan, Los trenes no vuelven, Cine Vedado y Silent cabaret.

Camilo Venegas Yero

Pequeño inventario de cosas que nunca existieron

El tranvía que iba a pasar por las afueras de mi pueblo en 1930.
Sólo quedaron las altas columnas donde las nubes se ofrecen
y seis o siete viajeros que miran al horizonte sin aliento,
tapándose el sol con los cuerpos en forma de cruz.

La muchacha que se encerraba conmigo todas las noches
para besarnos y decir palabras que nadie más conocía,
versos que duraran hasta el amanecer;
tenía los senos más hermosos que he visto
pero nunca pude hallarle las piernas,
la revista era muy vieja y le faltaban algunos pedazos.

El pozo artesiano que divide los jardines en la Parroquia del Vedado.
Noches enteras estuvieron perforando sin encontrar agua;
después de abandonado sólo le sirve a las parejas
que buscan un lugar bien oscuro para desnudarse
sin que nadie pueda encontrarlos.

La Paloma que alguna vez nos prometió Picasso.
El pintor la crió en una buhardilla de París
hasta que aprendió a valerse por sí sola;
entonces ya era demasiado tarde,
un pájaro de esa índole,
no se acostumbraría jamás a volar en el trópico
y mucho menos en una ciudad cercada por la sal y el estío.

La jirafa del Zoológico del Vedado,
todo el mundo jura haberla visto,
incluso yo guardo una foto donde mi hija le da de comer;
todavía no entiendo como una jaula pudo equivocarse tanto,
como hicieron para que le viéramos
en un sitio donde sólo había algunos leones, dos o tres ciervos
y un cóndor que ya no sabe volar.

La fortuna de mi madre;
esa luz que le negaron para que su hermosa mirada
se pusiera triste y densa con el paso de los años.
La aparición de aquel comandante que voló como Matías,
pero en una avioneta que aun parece invulnerable.
Los diez millones de la Zafra del ´70.
Los trenes subterráneos de La Habana.
El puente que cruzaría sobre lo más oscuro del Golfo
para unir una costa con la otra,
las puntas de ese duro color donde siempre nos detenemos.
Aquel país que alguien pasó prometiendo,
aquella Isla que nos hizo abrir los brazos
y dejarnos en las manos el ascenso de sus playas,
el fervor de sus árboles al mediodía;
para después írsenos como la arena, entre los dedos.

El Vedado, jueves 15 de mayo de MCMXCVII

Búsqueda personalizada
Free Guestbook
Comentarios 

Arique es una publicación cultural sin fines de lucro que no se adhiere a corriente política o estética, institución o personalidad alguna, por lo que se financia del aporte de sus realizadores y amigos. Cualquier donación es bienvenida y se agradece profundamente.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons