Portada | Poetas cubanos | Poetas de Matanzas, Cuba | Poetas de otras latitudes | Ensayos | Café mezclado | Revista en PDF | Otras publicaciones | Galería
Arique, revista de poesía
Se publica en Cuba, de forma artesanal, 
en edición trimestral limitada de 200 ejemplares desde Julio de 2000.
Regularmente en la web desde octubre de 2005.
Cuba  
Puente de la Concordia, Matanzas, Cuba
Elmys García
Elmys García
(Holguín, 1953). Es autora de numerosos poemarios, la mayoría inéditos. Textos suyos aparecen en varias antologías y publicaciones periódicas.

Elmys García

Es como si el agua tocara sus espaldas febriles

El vuelve la cabeza
al escuchar el sonido de la puerta,
la puerta es tan dura como sus dedos,
es bueno que despierte
cuando todo haya pasado
a las imágenes del tiempo,
le gustaría decir cosas infinitas
pero sucede que siente escalofríos
al hablar de su infancia,
regresa de la habitación
destinada a los amantes
que por primera vez conocen
el sabor de aquellas sábanas
arcadas por los dedos de otros amantes
que llegaron de improviso a cobijarlas.
Estos cambios de tiempo
no hacen bien a su nostalgia
la media luna en la pared lo refleja,
tiene encarcelados
sus pies en los zapatos,
tal vez los zapatos ya no existan,
hoy salió a la calle encapuchado
dejó un ojo oculto en la cerradura
misterioso y repulsivo,
como todos los ojos que se esconden
detrás de cerraduras,
alguno ha visto su rostro de perfil
a la hora de ponerse la máscara,
de ganar esta partida
encenderemos la hoguera.

No.4, Abril 2001

Aquí se resume que es preciso volver la cabeza
si piensas algún día regresar

Aquí se juega
con el tiempo y con la suma,
se camina por las mismas esquinas
en medio de corceles solitarios,
la herida puede ser incurable
incluso si el viento
rpomete tempestades,
los hombres ensayan
el juego de las manos
para después que Eva retorne al paraíso.
He de llegar a ti
aunque suba descalza la Catedral de Roma,
aunque se detengan las estaciones
que hemos sembrado convenientemente
para nuestro refugio,
la amplitud de nuestros pensamientos
dejará mudos a los recién llegados.
En los jardines del tiempo
amanecen los solos sin comprender
que solo has estado siempre,
danzando en una esfera
con las pupilas sangrantes
de atravesar el sol.

No.3, Enero de 2001

Búsqueda personalizada